jueves, 21 de enero de 2016

EL ESCULTOR JORGE VELEZ CORREA Y LUZ MARINA ZULUAGA


ESCULTURA EN HOMENAJE A LUZ MARINA ZULUAGA

 

Estará en el Parque de la Mujer. Encargo del Instituto de Cultura y Turismo. Se termina a finales de este mes. Valor.
 
 


 

Alba Nelfy Bernal O.*

LA PATRIA | Manizales

 

“Nadie es profeta en su tierra”, dice la sentencia popular, y hasta hace poco esa parecía ser la frase aplicable al escultor de la tierra Jorge Vélez Correa, quien con carpetas llenas de bosquejos y proyectos, ha trasegado durante más 30 años las calles de Manizales, los municipios caldenses y algunas jurisdicciones aledañas, en busca de seres sensibles que apalanquen alguna de sus ideas.

 

Ha sido un duro camino. Cuenta en su haber, por ejemplo, la ejecución de la maqueta ‘Los barranquillos’, que serían un homenaje al agua, presentado a Aguas de Manizales; ‘Oda al vuelo, al amor y al viento’, que tendría morada en su pueblo natal Risaralda (Caldas); un proyecto a la memoria del músico y compositor pereirano Luis Carlos González, otro como reconocimiento al escritor y político riosuceño Otto Morales Benítez y en meses recientes uno más como testimonio de gratitud para el portero del Once Caldas Juan Carlos Henao. Estas referencias para solo hablar de unos pocos, que lastimosamente se han quedado en eso, en solo proyectos.

 

Sin embargo el año anterior, la historia dio un giro a su favor y la Sociedad de Mejoras Públicas, por intermedio del gestor cultural Gilberto Cardona, lo requirió para la elaboración de la obra ‘La mirada de Atenea’, la cual hoy saluda a los paseantes de la Avenida Santander y da la bienvenida a profesores y alumnos de la Normal Superior de Caldas.

 

Llega a finales del mes

 

                                                         Jorge Vélez Correa


            Y también en el 2015 fue llamado por el exdirector del Instituto de Cultura y Turismo de Manizales, Juan José Silva, con la anuencia del nuevo alcalde José Octavio Cardona León, para que presentara un proyecto que inmortalizara a uno de nuestros íconos, recientemente desaparecido, Luz Marina Zuluaga Vélez.

 

Muy acucioso el escultor Vélez Correa elaboró una resina o bronce frío, la cual además de ser aceptada como proyecto, fue presentada en el Centro Cultural y de Convenciones Teatro Los Fundadores, en la semana de la Feria, para rendirle un pequeño homenaje a quien llevara los nombres de Colombia, Caldas y Manizales, allende las fronteras.

 

En fin, la escultura en bronce a la cera perdida recibe los últimos toques y será traída a esta ciudad antes de finalizar el mes para su instalación y posterior inauguración en el parque Rafael Arango Villegas, llamado también ‘Parque de la mujer’. 

 

Podríamos afirmar que el 2015 fue el año para el artista formado en la Universidad de Caldas y quien ha batallado durante más de tres lustros para ganarse un nombre en su terruño y a fe que lo está logrando.

 

*Periodista - Lic. Filosofía y Letras – Investigadora 

 

De un editorial

            Así hablaba de Luz Marina Zuluaga el editorial de LA PATRIA del 27 de julio de 1958:

 


“...Nadie ha logrado una más copiosa tarea de prestigio para Manizales, Caldas y la República que Luz Marina Zuluaga, la verdad es que, también, nadie como ella ha sabido con su gracia, con su sonrisa, su gracia sencillez y su limpio ademán congregar en torno de su figura clarísima, las voluntades de todo un pueblo, los deseos de toda una raza, las aspiraciones de fraternidad de toda una generación. Frente a la silueta de Luz Marina, frente a su estampa de miel, no puede haber odios ni rencores, ni discriminaciones puede haber odios ni políticas, ni fronteras sociales, sino la unión perfecta, la fraternidad inequívoca”.

 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario