domingo, 22 de enero de 2012

LUIS AURY Y LA REPÚBLICA DE SAN ANDRES Y PROVIDENCIA

Alfredo Cardona Tobón*


Luis Aury era  un francés de mediana estatura, tez morena  y cabello liso peinado por la mitad. Marinero y aventurero, Aury fue un hombre de alma bondadosa y  elevada inteligencia a quien jamás se le acusó de alguna atrocidad o de librar la guerra a muerte que enlodó a  españoles y americanos.
Este personaje extraordinario por su valor y su aporte a la Independencia no figura entre nuestros próceres; Bolívar y su camarilla hicieron a un lado a Luis Aury  por su oposición a la jefatura única del Libertador en la expedición de Los Cayos y  por haber solicitado el apoyo del general San Martín para liberar a Panamá del poder colonial.  Su memoria se ha borrado y desdibujado; lamentablemente pudo más el rencor de Simón Bolívar y la envidia de sus lugartenientes que los méritos de un patriota que dedicó su vida y su fortuna a la libertad de  América.
LA TRAYECTORIA MARINERA
Luis Aury nació en París en 1781 en el seno de una familia acomodada; su pasión fue el mar y por eso ingresó a la Armada francesa. Demócrata y revolucionario convencido, sufrió la mayor desilusión cuando Napoleón se coronó emperador; entonces Aury desertó en un puerto norteamericano y tras arduo trabajo reunió dinero para comprar un barco y luego una flotilla que operó en las costas caribeñas
 Aury se sumó a la revolución contra España;  Cartagena lo distinguió como jefe de su  pequeña armada y con el título de Comodoro, que él se dio, el francés recorrió las aguas desde la isla Margarita hasta el Golfo de Méjico convirtiéndose  en una  pesadilla para los barcos españoles y norteamericanos que comerciaban con los peninsulares..
En el bloqueo a Cartagena, Luis Aury burló las naves enemigas  y sacó del puerto a  centenares de patriotas que buscaron refugio en Jamaica o  se unieron en Haití a la expedición patriota organizada en Los Cayos por Simón Bolívar con el apoyo del presidente Petion.
EL CORSARIO REPUBLICANO

Aury se opuso a la jefatura única de Bolívar  a causa del absolutismo y la improvisación del caraqueño y razón tuvo  el veterano francés,  pues la expedición fracasó al perderse  el factor sorpresa por los devaneos de Bolívar con una de sus queridas.
Luis Aury se desligó de los venezolanos y bajo el pabellón mejicano atacó el puerto de Galveston  donde en el año de 1816  ejerce el gobierno como jefe civil y militar de la plaza; cuando Aury navegaba en el Caribe,  el corsario Jean Laffite se apoderó de Galveston y fortificó sus defensas Como era imposible recobrar el puerto, Luis Aury, bajo el mando del irlandés Mac Gregor, enfila su flota hacia la isla de Amelia;  allí establecen la República de la Florida y nombran al venezolano Pedro Gual como presidente..
Los norteamericanos tienen sus ojos puestos en La Florida y  no les conviene que los mejicanos, venezolanos o los granadinos tomen el control de la región. En diciembre de 1817  el presidente de USA James Monroe dice que los rebeldes de La Florida no pertenecen a ningún país, que son piratas dañinos y escandalosos a quienes hay que someter para evitar perjuicios..
Los corsarios, escasos en número y mal armados abandonan la Amelia, los gringos ocupan la isla. Pocos meses después  USA  compra a los españoles la península de La Florida por cinco millones de dólares y empieza su expansión a costa de Méjico
 Aury  continúa sus correrías por las Antillas; va de isla en isla, hasta que el 4 de julio de 1817 desembarca  en la isla de Santa Catalina donde establece un gobierno con pabellón mejicano  y convierte al archipiélago de San Andrés y Providencia en un bastión inexpugnable.
LUIS AURY EN SAN ANDRES Y PROVIDENCIA
El canónigo chileno Don José Cortés Madariaga abandona  Caracas y se une a los corsarios de Aury en la isla Santa Catalina. Aury y Cortés de Madariaga son dos hombres corajudos  del mismo temple y la misma fibra que sueñan con la libertad de América; su objetivo es derrotar a las fuerzas españolas de  Panamá para establecer allí un gobierno republicano que sea el eje entre el centro y el sur del continente. En vano solicitan el apoyo de  la Nueva Granada; entonces Cortés de Madariaga, por sí y ante sí, asumiendo el carácter de Ministro Plenipotenciario de los Estados Unidos de Buenos Aires y Chile, nombra a Luis Aury gobernador del archipiélago  y hace ondear en sus islas el  pabellón de Buenos Aires .
Aury ataca el  Castillo de San Felipe en el golfo de Honduras y se apodera de un valioso armamento; al  conocer el triunfo de Bolívar en Boyacá envía de inmediato una misión a Santa Fe de Bogotá para poner su flota y a San Andrés y Providencia bajo el auspicio granadino, pero Bolívar le cierra las puertas diciéndole  que no necesita piratas en sus filas. Unos meses después del amargo e injusto rechazo,  el Libertador, presionado por Santander,  admite a Luis Aury en la marina colombiana, pero solo con el grado de capitán de navío, lo que obviamente no aceptó el  amo y dueño de las aguas colombianas en el Caribe.
El 30 de agosto de 1821  Aury  cayó del caballo en un paseo por la isla Catalina y falleció de inmediato: sus hombres le rindieron todos los honores y lo sepultaron allí en la fortaleza Independencia construida por Codazzi; el gobierno del  archipiélago quedó en manos de los oficiales franceses que en  reunión del 23 de junio de 1822,  proclamaron su adhesión a la Constitución de Cúcuta y pusieron a  las islas de San Andrés, Santa Catalina, Providencia y Los Mangles bajo la jurisdicción de Cartagena. Los oficiales corsarios se unieron a las tropas colombianas y ayudaron a consolidar la independencia en tierra firme, entre ellos se recuerda al notable geógrafo Agustín Codazzi y  al edecán de Bolívar Perú de La Croix, conocido por las Memorias de Bucaramanga. .
Luis Aury navegó bajo las banderas de Méjico, Nueva Granada, Río de la Plata y Venezuela. Sin ese “pirata”  repudiado por Bolívar, e ignorado en nuestros textos de historia, el archipiélago de San Andrés y Providencia no sería colombiano, tendría pabellón jamaiquino o  hubiera caído en las fauces abiertas  de los Estados Unidos.
*

11 comentarios:

  1. Es gratificante saber que hay alguien preocupado por mostrarnos esa historia desconocida por la mayoria de la gente felicitaciones.

    ResponderEliminar
  2. Desconocía esta conmovedor y develante cara de la historia, hoy vengo a saber de ella, justo cuando las verdadera REPÚBLICA DEL ARCHIPIÉLAGO DE SAN ANDRES,PROVIDENCIA, SANTA CATALINA Y SUS CALLOS correspondientes esta tal vez mas cerca que nunca. se acordarán de mi...

    ResponderEliminar
  3. Y SE ESTA PERDIENDO CON NICARAGUA POR LA IGNORANCIA Y ARROGANCIA DE UN PODER MAL CENTRALIZADO Y UNOS GOBERNANTES INEPTOS

    ResponderEliminar
  4. No conocía este relato, gracias al Señor Kent Francis James, por compartirlo en Facebook!!

    ResponderEliminar
  5. Que bien esta lección de historia, nueva e interesante para mi. Me aúno a resaltar el buen nombre de este olvidado Prócer.

    ResponderEliminar
  6. Aplaudo esos esfuerzos de recobrar la verdadera historia de nuestras islas... Fácilmente, enriquecedora. GRACIAS

    ResponderEliminar
  7. Maravilloso! Quisiera por favor que me pasaras bibliografía, te lo agradecería mucho ¡Gracias por el aporte!

    ResponderEliminar
  8. Bueno la verdad estoy bastante conmovido ademas de agradecido por esta información que yo personalmente he de seguir divulgando... Gracias!!!

    ResponderEliminar
  9. Muy interesante su fragmento, de esta forma se va develando un poco el manto mítico de nuestra historia y sus próceres, así, analizando mas objetivamente nuestro pasado, comprendemos mejor nuestro presente . Gracias por su publicación.

    ResponderEliminar
  10. Muy interesante su fragmento, de esta forma se va develando un poco el manto mítico de nuestra historia y sus próceres, así, analizando mas objetivamente nuestro pasado, comprendemos mejor nuestro presente . Gracias por su publicación.

    ResponderEliminar
  11. Gracias por esta publicación tan interesante, la verdad desconocía de su existencia. favor enviar bibliográfica si es posible.

    ResponderEliminar