lunes, 9 de junio de 2014

EUROPEOS VIA MARMATO



Alfredo Cardona Tobón

                                                       Jorge Gartner Cataño

La firma Goldsmith de banqueros ingleses concedió  en 1825 un empréstito al gobierno colombiano con el respaldo  de las minas de oro de Marmato, Supia y poblaciones vecinas. Esto desató una fiebre por las minas de la región que decían estaba tapizada de oro. La firma Powells Illingworth y Co entró en el negocio y compró todos los derechos que pudo antes que Goldsmith tomara posesión de las mejores vetas.

El préstamo inglés financió la campaña de Quito y del Perú y abrió las puertas de Colombia a la inmigración europea, pues tras  las”ilusiones” de Marmato y Supía llegaron militares, químicos, obreros , metalurgistas, aventureros y  personalidades como Boussingault y Roulan. 
Se reclutó personal  en Alemania, en  Francia, Suecia e Inglaterra. Cuenta Augusto Gosselman que los inmigrantes eran “ en su gran mayoría estudiantes frustrados, militares despedidos y uno que otro practicante inútil… los reclutados eran gente  del  Viejo continente que carecían de fuerza moral y de fuerza física. Es así- escribe Gosselman- “ como fui testigo que de una tripulación de 50 mineros, cerca de un tercio murió antes de abandonar a Santa Marta, lugar  donde desembarcaron. Los médicos atribuyeron tal caso al exceso de  consumo de frutas y de aguardiente”.

Los trabajadores rasos no fueron ciertamente un gran aporte, pero sí los técnicos, los ingenieros, los administradores y los médicos. Los nativos eran más eficientes en el laboreo  de los minerales pues estaban acostumbrados a los rigores de trópico. Con los profesionales que llegaron de Europa llegó la geología, la metalurgia, la química, el sismógrafo, los reactivos, la rueda hidráulica y la tecnología de la pólvora.

Casi todos los inmigrantes trabajaron un tiempo en Marmato y luego buscaron mejores horizontes en Antioquia y en Bogotá donde se asociaron con capitalistas  criollos. Los inmigrantes vía Marmato iniciaron la revolución industrial en Antioquia  e impulsaron su minería.
Vemos los aportes de los europeos que llegaron a las minas de Supia y Marmato

EN EL CAMPO AGROPECUARIO

Enrique Echavarría en su libro “Extranjeros en Antioquia”, cuenta que por los años de 1840  era tal la ignorancia en  la provincia, que la semilla se recogía de  los redrojos y solamente las mazorcas pequeñas e inferiores y la papas chicas que no pagaban la pelada se destinaban a semilla.

Eduardo Nicholls enseñó a seleccionar la semilla, probando en su finca de Hatoviejo que la selección se justificaba al obtener mayor cosecha.
Nicholls llegó a Colombia durante la independencia con el cargo de ministro protestante y director de las minas de Santa Ana en el Tolima. Después  desempeñó el cargo de Superintendente General de la Sociedad Minera de Marmato, de donde siguió hacia Antioquia. Fue un gran innovador: enseñó a hacer quesos de ojo y jamón ahumado, a  preparar mantequilla por el sistema de batido, aumentando la productividad, pues hasta entonces los campesinos preparaban la mantequilla a partir de las natas. Nicholls fundó la pirmera cervecería del país en Hatoviejo y distribuyó la bebida en el café “La Gironda” y en el famoso café “La Bastilla”.
Nicholls introdujo los arados, los carros de arrastre y numerosos instrumentos de labranza.

LA REVOLUCIÓN MINERA

El sabio francés Boussingault estudio las minas de Marmato y Supía en 1825; cuatro años más tarde llegó el inglés Tyrell Moore a dirigir la explotación; este londinense de apenas 26 años de edad construyó los primeros molinos de pisones accionados por energía hidráulica, elevando enormemente  la producción de oro y bajando los costos de operación, pues las máquinas remplazaron las cuadrillas de esclavos en la trituración  de los minerales. Tyrell utilizó por primera vez la pólvora en el arranque de material y mejoró notablemente la amalgamación.

En el añod e 1830 Moore se vinculó a la mina del Zancudo de Titiribí, donde organizó la fundición de oro y empezó a beneficiar la plata; sus modernas técnicas convirtieron las minas de veta en las primeras empresas  industriales de Antioquia y la provincia tomó el liderazgo en la Nueva Granada en el campo aurífero al doblar la producción caucana.

Tyrell Moore fue un cristiano caritativo y un excelente instructor.  A su dedicación se debe la formación de un grupo de profesionales que contrató en Europa entre los que se cuentan  De Greiff, Greiffsteín, Johnson y otros  que trasmitieron sus conocimientos a los ingenieros paisas hacedores de imposibles  en vías inauditas.

EN LA MEDICINA

El doctor William Harvis fue uno de los médicos traídos por los ingleses; tiene el mérito de haber introducido el uso de la sonda en el cateterismo vesical y modernas técnicas de cirugía. Sus aventuras amorosas quedaron consignadas en las crónicas de Boussingault, quien cuenta la afición del médico por las negras, especialmente por Escolástica : “rozagante, bien conformada…ágil y de una audacia increíble”.

Harvis, como tantos otros europeos, repartió su semilla por toda la banda izquierda del río Cauca. Después de  algunos años  William Harvis se instaló en Medellín donde en una epidemia de disentería recetó grandes dosis de calomel, con tan mala suerte que los pacientes que no mató la enfermedad los mató el remedio.

Otro galeno que pasó por Marmato fue el doctor Jorge Williamson, nacido en Dublín y contratado en 1834 para las minas. Este médico gozó de gran fama, a su consultorio llegaban pacientes de Antioquia y del Cauca; también se radicó en Medellíndonde contrajo nupcias con una bella dama salamineña.

POLÍTICOS RADICALES

De Clausthal, Alemania  llegaron Jorge Enrique Federico Gartner y Julio Richter a trabajar en las minas.  Richter compró tierras y se radicó en Riosucio.
Jorge Gartner contrajo matrimonio en Riosucio con Columna Cataño, una supieña hermana del político radical David Cataño. Fue tronco de una numerosa familia vinculada a la región ; su hijo Carlos fue un brillante abogado, senador por el Cauca y por Antioquia.

Los sacerdotes vieron en los Gartner al Enemigo Malo, a tal punto que Carlos debió acudir al Nuncio del Papa para que el  párroco de Riosucio bendijera su matrimonio y ante la discriminación partidista los Gartner se vieron obligados a construir su propio cementerio.

OTROS EUROPEOS

Los banqueros Powell comisionar al capitán Eduardo Walker para que viajar a Supia y negociara minas, así lo hizo y cuando se desvinculó de los Powell se radicó en  Sonsón, su hijo Eduardo fue uno de los pioneros del cultivo del café en la región y su nieto Luis Jaramillo Walker, LUKER,  fue el mayor empresario pereirano y el líder cafetero que señaló el rumbo luminoso a la Perla del Otún.

El ingeniero Thomas Eastman llegó a Marmato con su familia, su nieto Tomás Oziel fue ministro de Hacienda y el defensor de los mineros ante los atropellos del general Vasquez Cobo.

De Liverpool llegó  William Cock, su hijo Julián ocupó la gobernación de Antioquia; Felipe Hencker era un alemán de Freiburg, Sajonia:; llegó con apenas 19 años y al quebrar  la compañía Goldsmith se dedicó a comerciar con bayetas, cera y mantas que traía de Popayán. Un día quiso regresar a Europa pero al encontrarse con Marcela Muñoz se embarcó en la nave del matrimonio. Nada venció a Hencker, al arruinarse en la guerra de 1876  quedar sin un centavo, se trasladó al paso de La Cana sobre el río Cauca y  sirvió como barquero  de un lado a otro del río. Felipe Hencker murió en Rionegro después de ganarle el pulso a la mala suerte.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario