martes, 7 de noviembre de 2017

SIMON BOLIVAR Y PIERRE LABATUT


Alfredo Cardona Tobón

 
                           Monumento a Pierre Labatut en la ciudad de Bahia



Este mercenario nacido en Cannes, Francia, en 1778,  figuró  como sargento  del 46 Regimiento  de Infantería del Ejército imperial de su país antes de buscar fortuna en Venezuela,  la Nueva Granada y en el Brasil  donde murió en 1819   con el grado de General Brigadier de Campo de las fuerzas militares de ese enorme país suramericano.

Labatut militó en n Venezuela bajo las ordenes de Simón Bolivar y al capitular Miranda en  1812 y desatarse la persecución de Monteverde que dio pie a la “Guerra a Muerte”, viajó a Cartagena con Carlos Soublette, Luciano Dëlhuyar, Simón Bolivar y centenares de exilados que se integraron a las fuerzas patriotas comandadas por el presidente Rodríguez Torices.

En su vida aventurera Labatut cayó prisionero de los ingleses,  aparece en Filadelfia en 1810  y hace parte de un  pequeño contingente de voluntarios que en  1811 salió de Francia para unirse a la revolución de Francisco Miranda.

En Cartagena el  presidente Rodríguez Torices nombra a Pierre Labatut comandante de las tropas que abren operaciones en el Bajo Magdalena. La zona estaba bajo el dominio de los españoles y estaba cortada la comunicación de la ciudad amurallada con Santa Fe de Bogotá.

La prioridad era despejar el rio de los enemigos y luego someter a Santa Marta y demás ciudades en poder del enemigo. Pero Labatut no lo ve de esa manera y el 12 de noviembre de 1812 sale con 48  embarcaciones para transporte de tropas, armas y víveres con rumbo a Santa Marta  dejando un pequeño contingente en el puerto de Barrancas bajo el mando de Bolívar.

Con estos dos movimientos Labatut buscaba dos objetivos: el uno era apoderarse de los bienes y riquezas de los samarios y el otro neutralizar a Bolívar, dejándolo en una aldea sin ningún valor táctico y militar.

El 6 de enero de  1813 Pierre Labatut entra triunfante a Santa Marta  como un conquistador que irrumpe en campo enemigo y no como un patriota que libera a su gente de las cadenas que la agobiaban. Era, al fin un mercenario en busca de riquezas y poder y no de libertad como soñaba Bolívar.

LABATUT  Y BOLÍVAR

Al llegar a Cartagena el coronel Simón Bolívar publica un manifiesto con fecha del 15 de diciembre de 1812, donde analiza las posibles causas de la capitulación venezolana, culpa al federalismo de ese país de impedir la unión de las fuerzas patriotas contra el enemigo común y señala al clero  por su papel reaccionario y fanático  al pregonar que el terremoto que asoló a Venezuela era un castigo por levantarse en armas contra el rey.

Mientras Labatut comete todo tipo de atropellos en Santa Marta, Bolívar desobedece las ordenes del jefe francés y con anuencia del presidente de Cartagena abre operaciones en el Bajo Magdalena. El 21 de diciembre de  1813 ataca a Tenerife, sigue hacia Mompox,  toma posesión  de Chiriguaná  y Tamalameque y  llega triunfante a   Ocaña, conquistando el río Magdalena y estableciendo la comunicación entre Cartagena y Bogotá-

Ante la amenaza de los realistas, el   coronel  Manuel Castillo, Comandante militar de e  Pamplona, solicita el apoyo de  Bolívar, quien con 400 valientes mompocinos y algunos venezolanos emprende osados movimientos que hacen creer a los españoles que los ataca una gran fuerza, haciéndoles salir en retirada por el   camino de San Antonio de Táchira, dejando numeroso armamento y valiosas mercancías. Ese fue el principio de la llamada  “Campaña Admirable” que  lleva triunfante a Bolívar y a los mompocinos hasta la ciudad de Caracas.

A Labatut lo distingue con el título de “Benemérito de la Patria” por la toma de Santa Marta. Y mientras roba y extorsiona a los samarios pretende llevar a Bolívar a un Consejo de Guerra por haber desobedecido sus órdenes; pero  nadie  atiende la solicitud del francés cuyos días de gloria serán muy pocos en Cartagena..

LABATUT EN SANTA MARTA

Labatut saqueó los templos de Santa Marta,  estableció empréstitos  que afectaron a patriotas y enemigos, hizo circular papel moneda que negoció al  precio que quiso y extorsionó a Riohacha y Valledupar con la amenaza de destruirlas  y pasar a cuchillo a su gente. La ocupación cartagenera fue mil veces peor que la española, por eso  más de 700 familias  salieron de Santa Marta con sus esclavos y bienes y se dirigieron a Panamá , Cuba y Jamaica, mientras los indígenas de Mamatoco aliados con los realistas se levantaron en armas para hacer frente al invasor.

Ante tal situación y creyendo  que a la rebelión se habían sumado  los guajiros, Pierre Labatut  huyó de Santa Marta llevando consigo  las joyas y dinero que había arrebatado a los vecinos. Fue efímera la gloria de Labatut, pues el presidente Rodríguez de Torices lo destituyó de su cargo, lo desterró como resultado de graves enfrentamientos con los oficiales americanos y no le pagó la pensión vitalicia que le concedieron  por la toma de Santa Marta.

EN SALVADOR DE BAHÍA

Labatut  viajó a las Antillas y en Haití comercia con armas de contrabando y trata de organizar una expedición para retomar a Cartagena cuando cayó en manos de Morillo

 Al proclamarse  en 1822  la independencia de Brasil , Labatut viaja desde Francia y se integra  como general a las fuerzas del emperador Pedro I. Pierre tiende un  cerco a  las tropas portuguesas  acantonadas en Bahía que se resisten a reconocer el nuevo estado.  Al enrolar esclavos negros y prometerles la libertad, Labatut choca con la élite local que lo hace remover de su cargo antes de la caída de Bahía acaecida  el dos de julio de 1823.

Después de la abdicación de Pedro I,  Pierre Labatut retorna a Bahía donde se reintegra al ejército y obtiene la ciudadanía brasileña;  allí vive Pierre Labatut hasta su muerte acaecida  en el año de  1849.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario