domingo, 22 de octubre de 2017

LA RADIODIFUSIÓN EN PEREIRA


Diego Avellaneda Díaz


Caminando por la carrera sexta, hoy llena de incomodidades por el tráfico, la aglomeración y las ventas informales, se añoran los tiempos de nuestra adolescencia, cuando la recorríamos con la tranquilidad que daba una ciudad sin el desarrollo de hoy, pero con el espíritu de un pueblo lleno de solidaridad y sencillez y con un cúmulo de buenas costumbres, hoy fundidas en una informalidad incontenible.

Llegábamos a la calle 22 ávidos de curiosidad, a la emisora La Voz de Pereira, radio inolvidable de don Mario y don César Arango Mejía, tan unidos por su vecindario y lazos indestructibles de amistad al hogar de nuestro Luis Carlos González, cuya musa ya sabíamos disfrutar.  Eran los tiempos cuando la Voz de Antioquia, Radio Nutibara y Ecos de La Montaña de Medellín, entraban al dial del radio de nuestro hogar y entonces La Voz de Pereira se superaba día a día para ganar más sintonía en esta comarca.

Su locutor, don Mario Mejía, se constituía en pionero de la locución, cuando anunciaba un tango o bambuco, para complacer a un oyente de vereda.

Don Bernardo Ramírez, destacado locutor de esa época, que tenía en su perfecta vocalización su mejor arma de presentación, era uno de los símbolos de esa radio,  al lado del tenor Luis Ángel Rodas, un conductor de la flota de automóviles que viajaba a Manizales y que se hizo famoso con la interpretación  de la canción rusa, creación de Magaldi,  titulada “Nieve”, que repetía semanalmente ante la solicitud insistente  de los radioescuchas admiradores.

Fue la época de la creación de la industria “MARANGO”, prensadora de discos de 78 rpm,  y sigla del nombre comprimido de don Mario Arango, que vendían en el almacén manejado por su hermano don César.

Se fundó por esa época Radio Quirama que se destacó porque su locutor era el señor Pablo Sttrog, de una voz muy singular. Posteriormente, don Bernardo Tobón de La Roche compró la Voz de Pereira y empezó a formar su cadena radial “TODELAR”.

En 1939 nace La Voz Amiga, en cuya fundación tuvo mucho que ver don Luis Carlos González. En su inauguración, desde la Radiodifusora Nacional y a control remoto, intervino el doctor Eduardo Santos, presidente de la República,  con un efusivo saludo presidencial de felicitación. Estaba situada en la calle 15 con carrera novena, donde se presentaron el maestro portorriqueño Rafael Hernández y la cantante Myrta Silva.

La adquiere don Oscar Giraldo Arango, experimentado hombre de radio, que ya tenía a “Ondas del Otún”, de onda larga se afilia a la CBS (Columbia Broadcasting System) y le da  un impulso extraordinario.   Crea el slogan de “Pereira, la ciudad de las ochenta mil sonrisas” y el programa matinal “Marinos de Colombia, en todos los mares del mundo, buen viento y buena mar” escuchado por su onda corta hasta en Australia por los marinos colombianos en sus periplos oceánicos.

Desfile de figuras famosas:  El Trio Cuba, Juan Canaro y su Orquesta Tipica, Trino Finol, Choly Mur y Rosita  Berón, argentinas; Matilde Díaz, Edilia Patiño,  Nano Molina, Gerardo Lenis, el Maestro Payán, Alfredo Pérez, Luis Moreno, Ibarra y Medina, Noel Ramírez y muchos nombres destacados.
                                                            Edilia Patiño



Su programa “La Hora Sabrosa” de los sábados, bajo la dirección de don Raúl Echeverri, no solo tuvo fama nacional,  sino que sobrepasó las fronteras del país.  Mención especial merecen las posteriores emisoras “La Voz del Pueblo” y “Radio Centinela”.

Artífices del desenvolvimiento y progreso de Pereira fueron estas radios,  que al lado del periodismo escrito  de la época,  “ El Diario” de don Emilio Correa Uribe, cuya estampa señorial y amable todavía conservamos en nuestras retinas.  “ El Aguijón”  de Marco y Antonio Cardona;  “El Quindío” con los doctores Guillermo Vallejo Restrepo, Héctor Ángel Arcila, Guillermo Ángel Ramírez y don Gonzalo Arango Hoyos;  “El Fuete” del inolvidable don Néstor Cardona Arcila, CAN, que tantas batallas cívicas libró;  y los radioperiódicos de don Ricardo Ilian, Rafael Cano, continuadores de lo sembrado por Radio Gaceta, de don Rodolfo Castro, conformaron un marco de servicio y pereiranismo  que encierra mucha parte de al historia de nuestro pueblo.

 

* Crónica del Diario del Otún- 26 de agosto de 1998

Diego Avellaneda Díaz:   Pereirano raizal, hombre cívico, líder, cronista,  ejecutivo, comerciante, miembro de la Academia Pereirana de Historia, expresidente de la Sociedad de Mejoras Públicas de Pereira.

No hay comentarios:

Publicar un comentario