jueves, 29 de septiembre de 2016

LA BORRASCA DEL RIO MAPA- SANTUARIO-




Este interesante documento muestra uno de los desastres naturales más notorios en la historia de Santuario- Risaralda-  y la respuesta de una comunidad entusiasta y cívica antes del éxodo desatado en ese municipio por la violencia partidista de mitad del siglo pasado.

Alfredo Cardona Tobón-




Tomado del Periódico SANTUARIO-  ORGANO DE LA SOCIEDAD DE MEJORAS PUBLICAS DE ESE MUNICIPIO- 1948-

En la noche del 26 de octubre de 1948, el pueblo de Santuario fue conmovido violentamente por una terrible borrasca del Rio Mapa. La avenida del rio fue ocasionada por una represa de tierra al derrumbarse una de las laderas situada en la cabecera del rio.

Más o menos a las ocho de la noche los empleados de la Planta Eléctrica, ya que esta se encuentra en las riberas, se dieron cuenta por el estruendo de las aguas embravecidas , que se acercaba una borrasca, y escasamente tuvieron tiempo  de avisar telefónicamente al  pueblo para salir inmediatamente y protegerse de una seguras catástrofe.

En realidad el volumen de las aguas había aumentado considerablemente arrastrando en su marcha impetuosa árboles  maderas, piedras de gran tamaño, ranchos, casas y construcciones de sus orillas. El puente de Cundina fue arrancado desde sus cimientos y destruido en su totalidad, lo mismo que el de la Planta Eléctrica y el que conduce a Pueblovano. Al llegar las aguas a la bocatoma de  la Planta Eléctrica era tal  el ímpetu que  destruyeron completamente las construcciones, arrancaron muros,  dejando piedras de gran tamaño en la acequia, en tal forma  que fue preciso echar provisionalmente el agua para probar el funcionamiento de la Planta, fue necesario dinamitar las enormes piedras  para poder levantarlas  con grúas. El edificio de la Planta quedó inservible en su totalidad pues la borrasca lo inundó llenando todo  de lodo y de piedras, destruyendo más de la mitad de la casa y arrastrando  los objetos que encontró a su paso. La casa quedó desvalijada y la familia del señor Clemente Souflert,  administrador de dicha unidad sin más bienes que  los que llevaba puestos, es decir la ropa, cuando desocuparon el edificio para refugiarse en un monte cercano.

La maquinaria de la Planta sufrió  grandes desperfectos,  no sabiéndose como pudo resistir el empuje de las aguas y no ser arrastrada junto con la casa, ya que es de advertir que  la edificación es endeble y cercana al río.

LOS CONVITES

Afortunadamente  parte de los daños fueron reparados por el pueblo que al día siguiente se lanzó en convites a limpiar el lodo,  mover las piedras  y hacer los trabajos más urgentes. Fueron organizados por damas y caballeros de lo más selecto de nuestra sociedad varios convites durante el fin de semana,  agradeciéndose en alto grado  el desinterés y el entusiasmo del señor Emilio Jaramillo, actual administrador de los trabajos en la pavimentación de la plaza, y a sus magníficos trabajadores,  pues lucharon hasta el momento de poder alumbrar el pueblo.

Igualmente nos permitimos recordar la imponencia del convite efectuado el lunes primero de noviembre,  ya que mediante el entusiasmo del señor Horacio Jiménez  y su propaganda del domingo anterior,  casi todo el pueblo concurrió a él y las damas cooperaron eficientemente para que a los voluntarios obreros no les faltara alimentación y atenciones. Para don Horacio nuestros agradecimientos y para las damas que una u otra forma ayudaron a la realización de dicho certamen cívico, nuestra gratitud  y voz de aplauso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario