viernes, 19 de diciembre de 2014

MAICEROS VERSUS BICHENTOS


Alfredo Cardona Tobón *

                            Campesino caucano

El Valle del Cauca es una de las regiones preferidas por los emigrantes caldenses, podría decirse que después de Manizales, Cali es la ciudad con más población caldense en toda la nación colombiana.

.Ciudadanos provenientes del Viejo Caldas  fundaron al Águila, al Cairo, a Versalles, a Argelia, Caicedonia, Sevilla y Ulloa, a los que se suman los corregimientos de Fenicia, Montezuma, El Billar y Villanueva; y gente del llamado Eje Cafetero, conformado por Caldas, Risaralda y Quindìo,  repoblaron a Ansermanuevo y dieron nuevos aires a Cartago y a Obando.

 

Sin embargo, pese a su indudable aporte al progreso del Valle del Cauca, los ciudadanos de origen antioqueño  no siempre encontraron las puertas abiertas en esa sección de la República, pues los caucanos rechazaron lo que oliera a paisa durante el siglo XIX  y hasta muy entrado el siglo XX.

 

Aún hoy, en  pleno siglo XXI, en una época de apertura y globalización ,existe repulsa en ciertos sectores tradicionales de Buga, Palmira y de Tuluá, donde se refieren no a la colonización antioqueña sino a la invasión de los maiceros.

 

ANTECEDENTES

 

A lo largo del  siglo XIX las confrontaciones entre Antioquia y el Cauca fueron  continuas y violentas. A  los paisas los identificaban con el conservatismo y con la raza blanca y a los caucanos con el liberalismos y el color oscuro. La mayor parte de las guerras civiles tuvieron que ver con los caucanos y los paisas. A los primeros los denominaban bichentos por su afición al plátano y a los otros los llamaban maiceros porque su dieta alimenticia se basaba en el maíz.

Aunque algunos mandatarios caucanos consideraban conveniente la colonización con antioqueños por su laboriosidad y deseos de progreso; no faltaron quienes quisieran mantenerlos lejos como ocurrió cuando  muchos caucanos se opusieron a la interconexión del ferrocarril del Pacífico con el de Caldas, argumentando que ello daría lugar a un alud paisa hacia las tierras del Valle.

 

Los gobiernos del Cauca apoyaron las fundaciones paisas de Santa Rosa de Cabal, de Marsella, de Villamaría, de Condina y Palestina y concedieron tierras  e incentivaron cultivos y vías; pero el pueblo raso no se abrió tanto a los inmigrantes que ocuparon las mejores tierras, enamoraron sus mujeres mas bellas y  lo arrearon a machete en las fondas camineras dominadas por los arrieros del norte.

 Julián Uribe Uribe, hermano del General Rafael Uribe, relata en   sus crónicas los sinsabores de su familia en el Valle, donde pese  a servir en sus tropas, crear riqueza y desarrollo, los caucanos los miraron como advenedizos

Para los caucanos la zona antioqueña era de ricos  y el mayor incentivo en las guerras civiles era el saqueo en las poblaciones antioqueñas que lograban capturar. Se robaban las gallinas, las reses, los muebles, la ropa… como ocurrió el cinco de mayo de 1877 en Manizales.

Los paisas, por su parte, no se contentaban con gallinas y con cobijas. Cuando entraban victoriosos al Cauca acababan con  el aguardiente y no dejaban una joya a salvo.

.

Los roces entre bichentos y maiceros, es decir entre caucanos y antioqueños, fueron constantes:  En Ansermaviejo los caucanos  chocaron con los colonos antioqueños de San Joaquín, hoy Risaralda, como se ve en los memoriales que enviaban los antioqueños quejándose de la persecución montada por los residentes caucanos; a Guàtica  entraron los norteños a machete, invadieron el resguardo, destrozaron las sementeras de los indígenas y se apoderaron de las mejores tierras. Es  conocida la hostilidad de los  habitantes de Cartago, que hicieron que los vecinos de Pereira  tuvieran que mercar en Santa Rosa, y  limitó su movimiento hacia el Valle, pues allí los acusaban de ladrones y los devolvían cargados de cadenas con letreros infamantes....

El desplazamiento paisa a las tierras del Cauca fue de tal magnitud que en las provincias de Marmato y Robledo la inmensa mayoría de sus habitantes tenía origen antioqueño y por lo tanto hacían causa común con Manizales y con Medellín.

 

LA HERENCIA ANTIOQUEÑA

 
 
 campesino  paisa
 


Las rivalidades  entre  paisas y bichentos se prolongó hasta  el año de  1935  como lo atestiguan los sucesos de 1935 en Versalles y Ansermanuevo donde problemas políticos, sumados a líos de tierras y a las diferencias culturales, enfrentaron a descendientes de antioqueños y de caucanos en las zonas rurales de dichos municipios.

 

En Ansermanuevo de ofensas verbales se pasó a los hechos cuando sujetos oriundos de Caldas hirieron gravemente al alcalde Vicente Gutiérrez.

En el caserío de Esparta, en jurisdicción de ese misma localidad, y en límites entre Valle y Caldas, las autoridades del Valle instalaron un Resguardo de Rentas, atendido por algunos celadores y un teniente.

En Esparta vivían  veinte familias caldense  enfrentadas al inspector de policía y a las autoridades de la cabecera municipal. Fricciones entre el Resguardo de Rentas y los vecinos de Esparta por un lado, y del Inspector y la policía de Ansermanuevo  con los habitantes del corregimiento movieron al Secretario de Gobierno del Valle  a elevar una enérgica protesta al gobernador de Caldas, suponiendo que el funcionario podría ayudar a resolver el caso de Esparta..

El Gobernador envió un investigador especial, que resaltó en su informe los momentos difíciles que atravesaba Ansermanuevo  cuyos habitantes "viven horas de azar y de angustia debido a los choques ocurridos por las viejas luchas antagónicas entre ciudadanos antioqueños y del Valle". Decía, además, que el Inspector de Esparta, oriundo de Caldas o Antioquia, era adversario de sus propios paisanos y su desempeño contribuía a caldear los ánimos, ya exacerbados por las amenazas del alcalde convaleciente del gravísimo atentado..

 

 

 

1 comentario:

  1. el éxodo siglo XXI de gente de Manizales a Cali, es por la poca oferta laboral en las tierras caldenses, dada la politiquería y la dedocracia.
    jotagé gomezó

    ResponderEliminar